•  Accesorio indispensable para las horas de comida
  •  Te ahorrará muchos contratiempos
  •  Evitarás manchas por todos lados de la ropa del bebé

Elegir un babero de bebé no es una cuestión que haya pasado a menudo por la cabeza de los padres, pero cuando llega un nuevo miembro a la familia quieres lo mejor para él. Sobre todo, porque los pequeños tienen una piel tan delicada que no vale cualquier prenda o accesorio. 

Pero, ¿Cómo elegir un buen babero? Esta puede parecer una pregunta sencilla, pero al ver la cantidad de tipos de baberos que podemos encontrar se complica la respuesta. Cabe recalcar que no hay un babero perfecto para todo, porque cada uno de ellos presenta diferentes características que serán mejores o peores en función del crecimiento del bebé, la comodidad o gustos de cada niño o padre. 

Es importante distinguir las necesidades del pequeño de casa. Por ejemplo, si el babero que requieres es para un recién nacido, necesitarás uno no muy grueso para limpiar su saliva. En cambio, si buscas uno para darle la comida te sugerimos uno más grueso o de plástico biodegradable. 

Cada bebé es un mundo y este se debe adaptar a él según la forma, el tamaño, el cierre, así como a su crecimiento, cuando empiezan a salirle los primeros dientes, cuando empiezan a comer solitos, etc. Algunos de los detalles más importantes a tener en cuenta antes de elegir un babero son: 

  • La talla:algunos baberos cuentan con una serie de tallas adecuadas a bebés más pequeñitos o más grandes.
  • Cierre: Esto dependerá mucho de lo que se adapte a la edad del bebé. Lo importante siempre es que estén cómodos y que sean fáciles de quitar y de poner para nosotros.

LEER TAMBIÉN: Chupones: conoce sus ventajas

  • Los tejidos: los materiales de fabricación de los baberos son muy importantes. Cuando son pequeños los de tela son la mejor opción, mientras que cuando son más mayores conviene usar baberos de plástico o de silicona, o cualquier otro material más rígido
  • Fáciles de limpiar: será realmente útil para los padres, pues les evitará añadir una complicación a su día a día. Deben asegurarse que los baberos para bebé de tela puedan meterse en la lavadora, y los modelos de silicona puedan meterse en el lavavajillas.

TIPOS DE BABERO SEGÚN EL CRECIMIENTO DE TU BEBÉ

De recién nacido:

En esa época de la vida de tus hijos deberás usar un babero que evite las manchas de las babas que generan, ya que no pueden controlarlo. Además, puede ser dañino si le traspasa a su piel. Por un lado, si el peque no babea mucho le puedes dejar puesto todo el día un babero de algodón o alguna tela similar, ya que no se humedece mucho. Por otra parte, si el babea mucho deberás cambiarle el babero con frecuencia para que la humedad no traspase a la ropita y de ahí a su cuerpo. Por eso este Babero de Silicón Bichos Evenflo va muy bien con los primeros meses de tu hijo.

Para cuando empiezan a comer con ayuda:

Durante esta etapa la mejor opción son los baberos de plástico, ya que cuentan con la ventaja de poder limpiarlos de una manera muy fácil y rápida. Sólo debes pasar un trapito o un poquito de agua y limpio. Actualmente, hay muchos baberos de plástico o plástico biodegradable que cuentan con una especie de bolsillo que tiene la función de recoger todos los trocitos de comida que se le puedan caer. De esta manera evitaremos que una gran parte de los alimentos acaben en el suelo. Este modelo Babero de Silicon y Cuchara Oxo Tot es perfecto para que tu bebé no se manche tanto.

Para cuando empiezan a comer solos:

A los bebés les encanta experimentar con las texturas y los sabores de la comida, así que es probable que cuando empiecen a comer solitos acabe más comida en la ropa que en la boca. Para esta etapa los baberos de cuerpo entero para bebés son la mejor opción. Así no tendrás que cambiarle de ropa siempre que como el Babero Baby Creysi nunca te fallará.

Como hemos dicho, no existe un babero perfecto para todos los bebés pero a la hora de elegir cuál comprar debes tener en cuenta su carácter: si le gusta mucho la comida, si juega con ella, o por el contrario come tranquilo y pausado, sin armar mucho alboroto. 

El babero para un bebé es un accesorio indispensable para evitar que la saliva humedezca el cuerpo del pequeño y pueda producir escozor o irritación. Visita Claro Shop y encuentra lo mejor para tu pequeño.